Una instalación lumínica que envuelve al público en una experiencia etérea

Estrellas brillantes flotan en el aire dentro de una estructura tridimensional parecida a una nube. Las partículas solares son dinámicas y vibrantes y se mueven al ritmo de la música. La obra invita al espectador a perderse entre las estrellas tintillantes, donde la luz y el sonido se entrelazan en perfecta armonía.