Explorando los límites de la auto-percepción

Una fila de láseres llena el espacio con rayos de luz roja que primero forman simples cruces, antes de construir estructuras más complejas.