¿Puede una máquina crear algo hermoso?

A través de una combinación única de arquitectura, fotografía, diseño generativo, arte y creación –alimentando la máquina con creatividad– emergen una infinidad de mundos y de espacios arquitectónicos generados artificialmente, cada uno de ellos único e irrepetible, pero con un poco de nuestra humanidad implementada.