Un espectáculo teatral único creado con 8 brazos robóticos y la música del Cello Octet Amsterdam estrenado en el festival Rewire